Vade Retro

rw_vaderetro_poster_conlogo320x200El ZX Spectrum sigue siendo una plataforma de juegos totalmente viva; prueba de ello son los nuevos títulos que siguen sumándose a su ya amplio catálogo.

Retroworks es una de esas “casas” que siguen sacando nuevos juegos para esta máquina para que podamos disfrutar con ella en el ordenador original o en tu emulador favorito.

Como es habitual en todos los programas de Retroworks, el nivel gráfico y sonoro exprime al máximo las capacidades de nuestro querido Spectrum de 48K ó 128K.

“Mucho se ha contado de la aventura que voy a relataros. Algunas de las cosas son ciertas, otras en cambio no lo son tanto. Podría empezar así “ Existió un mundo vasto en una época oscura amenazado por temibles criaturas y seres horripilantes.” Y continuaría, “… una tierra ignota cuyo pasado oscuro…”.

El texto sonaría como otra aventura épica más. “ Un caballero de blanca armadura, flor de lis en el pecho y espada en ristre”, nos acercaría a épocas medievales de justas y cruzadas. Pero, sería igualmente falso.

El caballero no es tal, más bien un simple herrero de palacio. La tierra ignota tiene nombre ‘Dusarlyn’ y las criaturas temibles,… bueno algunas lo son más que otras. En aquél palacio, Eshur, que así se llama nuestro protagonista, trabajó durante años como aprendiz de herrero. Y harto de hacer espadas a valerosos caballeros del reino decidió marcharse en pos de aventuras.

Tiempo después cruzó los páramos y tierras yermas del Oeste. Encontró seres horripilantes que atemorizaban a paisanos de pequeñas aldeas. Un brujo malvado había convertido a todo ser vivo en criaturas sin alma. Pretendía con ello crear un ejército de zombis con el que conquistar el mundo conocido. Escondida en el bosque brumoso, Eshur, encontró a una vieja hechicera que le indicó como podía destruir la obra de Delcram y devolver en sí a las gentes de aquél remoto lugar.

La hechicera Aganzia le explicó que el poder de Delcram residía en el ‘kishá’ un orbe cuya maldad era inmensa. Eshur luchó denodadamente hasta conseguirlo. Delcram huyó jurando venganza y el orbe fue destruido. Nuestro héroe regresó a casa cansado de aventuras y retomó su antiguo empleo de aprendiz de herrero. Decidió olvidarse de todo y escondió los trozos de su espada y su pasado en distintos rincones de palacio.

Han pasado diez años desde entonces y Delcram a encontrado la forma de vengarse de Eshur: gracias al poder de seis horripilantes vludurus, nigromantes del bosque maldito de Rgoar, de los cuales ha tomado el poder para crear de nuevo su ejército que le ayude a conquistar Dusarlyn. Por ello se ha instalado en el reino que vio nacer a Eshur y ha dejado sin vida a todos sus paisanos.

Eshur nunca pudo olvidar aquella aventura. Y aunque nadie le reconoció la victoria y nunca pudo ser ordenado caballero; no olvidó como blandir la espada. El reino le necesitaba y por ello decidió volver a luchar contra Delcram.

¿Le ayudarás en su lucha?

DESARROLLO DE LA AVENTURA

En tú misión deberás recuperar las partes de tu espada para poder usarla. La vas a necesitar para poder matar a Delcram. También te será muy recomendable encontrar la pócima que te entregó en su día la hechicera Aganzia, con la que embrujarás tú espada. Sin ella no servirá de nada intentar acabar la aventura.

El orden de recogida de los objetos es irrelevante si bien una serie de mensajes aparecerán cuando puedas usar la espada o cuando puedas acabar con Delcram.

Durante el transcurso de la aventura te vas a encontrar una serie de enemigos los cuales te quitarán energía y a los que solo podrás eliminar usando la espada. Es recomendable que midas bien tus fuerzas mientras buscas los trozos de la misma antes de adentrarte en las mazmorras del castillo.

La mayoría de los enemigos, como he comentado, son destruibles, si bien los hay que serán inmunes a tus golpes. Algunos de estos últimos los puedes eliminar brevemente para pasar de pantalla gracias a unos “paralizadores” que encontrarás en determinadas situaciones. El uso de estos paralizadores es único, así que aprovéchalos al máximo.

Los toques de los enemigos son breves y según el tipo de enemigo te quitará más o menos energía según su tamaño. Durante el juego podrás recuperar parte de esta energía recogiendo una serie de calaveras. Estas no son más que los restos de los nigromantes que Delcram usó para volver. Sin ellas te será imposible acabar la aventura ya que las necesitas junto a la pócima para hechizar la espada.

La aventura comienza en la herrería del castillo; pero para avanzar por todo el mapeado debes liberar los cuatro sellos de las cuatro ordenes de caballería relevantes en el reino. Estas se encuentran diseminadas por el entorno del castillo. No olvides visitar todos los rincones del mismo para localizarlas. El paso a las mazmorras no estará franco hasta que recojas las cuatro.

Una vez dentro encontrarás parte de las mazmorras cerradas por puertas, las cuales abrirás accionando los pulsadores al efecto. Mucha suerte !!”

Para descargarlo, directamente desde la web de Retroworks.

Indispensable en tu colección. Por cierto, la versión 128 suena de maravilla…