Frankie Goes To Hollywood; The Pleasure Game

4958531939_4d4e25d533_b

Ocean siempre nos sorprendía con juegos de una elevada calidad y originalidad. La casa había adaptado juegos de personajes de cómic como Batman y esta vez sorprendió con un juego de una de las bandas de música más emblemáticas y provocadoras de la época: Frankie Goes To Hollywood y sus, para aquel entonces, provocadores “Relax” y “Welcome To The Pleasure Dome”.

El juego nos lleva a Liverpool, en busca de la Cúpula del Placer. Tendremos que encontrar múltiples objetos y superar mini juegos para conseguir nuestro objetivo. Comenzamos siendo una persona “simple” y tendremos que conseguir aumentar nuestros atributos básicos: sexo, guerra, amor y fe para poder llegar a “realizarnos” y poder alcanzar la Cúpula del placer. (Los atributos están representados por los cuatro símbolos característicos del grupo en todos sus discos).

Durante el juego hay un asesinato y tendremos que descubrir mediante pistas al culpable.

La música del juego son las canciones de la banda, como era de esperar. El juego incluía además una versión exclusiva de “Relax” en una cassette de regalo imprescindible para coleccionistas y fans del grupo.

frankie goes to hollywood spectrum

Así pues, en contra de lo que pudiese parecer, nos encontramos con un juego estupendo; muy cuidado gráficamente, sobre todo en Commodore 64, y muy entretenido, relativamente complicado y con interesantes rompecabezas.

Está considerado uno de los mejores juegos de los 8 bits, si bien en España pasó más bien sin pena ni gloria. ¿Lo has jugado? Si no lo hiciste en su día merece la pena darle una oportunidad y si eres fan de Frankie Goes To Hollywood es una obligación…