The Trap Door

The-Trap-DoorEn The Trap Door, controlamos a Berk un entrañable “monstruo azul” a quien ayudaremos a realizar las tareas que pide “La cosa de arriba” una entidad que vive en los pisos superiores del castillo donde trabajamos. Para ello uasremos los muchos objetos que encontraremos por el castillo. Contaremos con la ayuda de Boni , una calavera parlante mientras que tendremos cuidado con  Drutt , una araña a la que le encanta comer gusanos .
Berk también necesitan la ayuda de algunas de las extrañas criaturas que se esconden en las cavernas bajo la puerta de la trampilla del suelo del castillo.

Lo que sin duda llama la atención de este juego, aparte de la diversión y la alta adicción del mismo, son sus enormes gráficos. Ésto consigue que parezca que estamos dentro de unos dibujos animados y permite que nos “metamos” de lleno en el juego.

El juego es idéntico en las tres versiones: Amstrad, Spectrum y Commodore 64 aunque en este último los efectos sonoros y la fluidez de los gráficos están mejor logradas.

Un título muy original que merece la pena sacar del cajón y volver a jugar. Funciona sin problemas en los emuladores habituales.