Bomb Jack

Elite a mediados de los 80 no paraba de convertir los juegos de las máquinas recreativas a los ordenadores domésticos de 8 bits, sobre todo Spetrum, Amstrad y Commodore 64.
Tomando una fórmula mágica que requería poca inversión publicitaria ya que los juegos eran de sobra conocidos a mediados de 1986 adaptaron Bomb Jack.
Un juego simple y por eso de lo más adictivo. Controlamos a un pequeño héroe que no vuela, sino que se impulsa y planea en el aire con una simple misión: recoger todas las bombas, mientras evitamos chocar contra nuestros enemigos. Cuando las tengamos todas cambiaremos de nivel y de lugar en el mapamundi.
Amstrad
Los gráficos y el sonido son sencillos, como todo el juego, y es ahí donde reside el encanto de este juego que engancha como pocos. Atemporal total te garantiza ratos de diversión y de adicción convulsiva.
Ocupa muy poca memoria y obviamente en todos los emuladores se ejecuta sin dificultad.
Spectrum
Pese a todo la versión de Amstrad es muy superior a la de Spectrum en el aspecto estético, que no en el de jugabilidad.
Una maravilla que merece recuperar.